La bañera de mayores

Queremos contaros que llevamos dos días utilizando la “bañera de mayores”.

Desde que nació Nora estamos utilizando una bañera de la marca Chicco que nos ha funcionado muy bien, pero en el último mes hemos confirmado que a nuestra pequeña le encanta el agua y que además, es un culillo inquieto.

Como ya casi empieza a caminar, las últimas sesiones de baño se convertían en algo casi peligroso. Se ponía de pie, se asomaba para coger cosas, etc y  nosotros, como buenos padres primerizos, no disfrutábamos del baño porque estábamos con mil ojos.

Se nos ocurrió, en una visita a Ikea comprar una bañera para acoplarla dentro de la bañera de casa y la que venden allí, aparte de ser super económica, es genial para el baño de Nora. lattsam-banera-para-bebe-verde__0468438_PE611440_S4

Tiene una base antideslizante, que se fija muy bien al piso de la bañera grande. Además, el suelo donde apoya Nora, también es antideslizante, por si se quiere poner de pie. La podemos llenar mucho más que la otra sin miedo a que se derrame el agua y notamos que ella está mucho más contenta y que disfruta más. Chapotea sin miedo, ya que el agua que sale, se queda en la bañera grande y se puede poner de pie agarrándose al borde mientras mami mamita y papi papito miramos embobados.


 

 

 

Anuncios

El árbol de Navidad de papi-papito

Como se acerca la navidad, os contamos cómo se las ha ingeniado papi-papito para construirnos el árbol de casa. WP_20171207_15_51_12_Pro

La verdad que habría sido más fácil recurrir a uno de esos arbolitos de plástico, que dejan todo lleno de cositas verdes y que cada dos o tres años hay que cambiar porque se despeluchan.

Todo empieza con los materiales: WP_20171121_004 - copia (2)

  • Una varilla roscada, en nuestro caso, de 8´
  • Tuercas, las necesarias, en nuestro caso, 3 de la medida de la varilla.
  • Palos de madera. (utilizamos los restos de una poda del parque del barrio)
  • Taladro y brocas para madera.
  • Metro, lápiz,
  • Sierra, o serrucho, o caladora, o cualquier cosa que corte madera.
  • Avellanador (opcional)
  • Sierra para metal, por si la varilla se nos queda larga.

PASO A PASO

Hay que cortar los palos a medida, teniendo en cuenta lo alto que queremos que sea nuestro árbol. Podemos empezar con 50 ctm, y el siguiente a 45, 40, 35….así damos sensación de escalera. es importante marcar el punto medio de cada palito para luego taladrar.

Una vez que tenemos todos los palitos, hay que cortar uno para la punta del árbol, que taladraremos a lo largo, y otro más gordito para que haga de tronco y no se vea la varilla.

Cuando hemos realizado todos los taladros, colocamos una tuerca en la punta de la varilla y vamos colocando palitos, de pequeño a grande. El primero es el que hace de punta. (podemos agrandar el agujero para que no se vea la tuerca con el avellanador).  Así hasta que acabamos. Cuando hemos puesto el más largo, colocamos otra tuerca para apretar los palos y repetimos la operación del avellanador con el palo corto que hace de tronco. WP_20171207_12_28_33_Pro

Seguramente nos sobre un trozo de varilla. Genial, porque tenemos que contar, ANTES DE CORTAR LA VARILLA, con el soporte. En nuestro caso, teníamos una “rodaja” de tronco grande que nos trajimos de Andorra. Si no tenéis uno a mano, con un trozo cuadrado de tablón puede que os sirva. WP_20171207_12_28_21_Pro

Podéis ver en las fotos un taladro pequeño en el tronco que hace de punta, justo al lado de la tuerca. Sirve para colocar la estrella. WP_20171207_12_28_28_Pro

Nuestra estrella la hicimos con cuerda roja de embalar y una percha vieja. Nos encanta.WP_20171207_15_52_28_Pro.jpg

 

Si os animáis a construir uno como el nuestro, esperamos vuestras fotos¡¡¡¡¡

 

Bizcocho de naranja navideño

En nuestro calendario de Adviento teníamos que preparar galletas pero lo hemos cambiado por este genial bizcocho de naranja. Como nos ha gustado tanto os enseñamos la receta, por si os apetece y os animáis a hacerlo.

Ingredientes:

  • Molde de horno, desmoldable.
  • 200gr. Harina
  • 200gr. Azúcar
  • 150ml. Aceite
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 naranja
  • 1 sobre de levadura.

Paso a paso

Lo primero de todo es pelar la naranja y usaremos la mitad de la piel. Quitamos la mayor parte blanca que sea posible y  troceamos en trozos pequeños. En un cazo ponemos azúcar a calentar con agua y cuando empiece a hacerse caramelo, añadimos la naranja cortada.

Apagamos el fuego y removemos.

Cuando se enfríe, extendemos sobre una hoja de silicona o sobre papel de horno y dejamos que enfríe del todo.

Precalentamos el horno a 180°.

En segundo lugar, vamos a preparar la masa del bizcocho. Mezclamos los huevos con el azúcar y removemos bien. Después incorporamos la harina y la levadura tamizadas. Añadimos el yogur, el aceite y el zumo de media naranja.

Por último, incorporamos las pieles de la Naranja medio caramelizadas.

Vertemos toda la masa en el molde y lo metemos en el horno unos 40 minutos a 180°.

Comprobar que esté hecho pinchando en el centro. Cuando esté bien cocinado sacar del horno, dejar enfriar, desmoldar y…… voilà!!!

Nosotros para decorar hemos espolvoreado un poco de azúcar glas por encima, pero podéis decorarlo a vuestro gusto.

IMG_20171206_132549.jpg