El embarazo (Tercer trimestre…)

En estos otros post os he hablado del primer trimestre y del segundo trimestre. Así que es el momento de hablar de la última parte del embarazo.

La barrigota ya se empezaba a notar bastante. Parecía que crecía por momentos. Y esta pequeña no paraba de moverse.

Cuando comenzábamos la semana 30 llegó nuestro primer susto. Venían unos amigos desde Argentina y habíamos quedado en ir a por ellos al aeropuerto. Cuando nos estábamos preparando para salir a buscarlos, después de ducharme, noté que estaba manchando un líquido transparente. Me limpiaba y al poco otra vez, ahí estaba. Pensábamos que podía ser liquido de la bolsa así que nos asustamos bastante. Era muy pronto para que Nora llegara, que por poder , podía ser, pero sabíamos que de ser así, las cosas no serían como las habíamos planeado.

Después de valorarlo, decidimos ir a urgencias y salir de dudas. Allí me hicieron las pruebas pertinentes para ver que todo estaba correcto y así fue. No había ninguna fisura en la bolsa. Todo estaba bien y la bolsa estaba intacta. No supieron decirnos muy bien que era, podía ser una pequeña perdida de flujo o de pipi. Nuestra pequeña ya estaba encajada y preparada para el momento en el que quisiera venir al mundo. Y esto podía haber causado esa pérdida. Como era de esperar, llegamos muy tarde a buscar a nuestros amigos argentinos, pero ellos nos entendieron perfectamente. Ahora nos entenderán mucho más… Tienen al pequeño Luca entre sus brazos.

El embarazo continuó perfectamente. Cada día me costaba más dormir. Me despertaba muchas veces para ir al baño. Los paseos de hora y media pasaron a ser paseos más cortitos de media hora. En comparación al resto del embarazo durante este último trimestre engordé más de lo habitual. En total en todo el embarazo engordé 10 kilos desde que me quedé embarazada, pero hay que tener en cuenta que durante el primer trimestre perdí 4 kilos.

Preparamos su habitación con todo el amor del mundo. Montamos todo lo necesario, o lo que creíamos que era necesario para su llegada; la cuna, que tenemos nueva de km 0 como dice papá, el carro, igual casi nuevo, la bolsa del hospital, preparamos su ropita en el armario… Ya teníamos todo listo para que en cualquier momento la tuviésemos con nosotros.

Y llegó…. La mañana del 14 de diciembre no sabíamos lo que nos esperaba hasta que me levanté para ir al baño y ahí comenzó nuestra particular fiesta…. Os dejo el enlace en el que os contamos cómo fue el nacimiento de Nora por si os apetece leerlo… la primera parte y la segunda parte

¿Cómo fue el último trimestre de vuestros embarazos? ¡Animaos y contadnos que nos gusta mucho leeros!

Anuncios

Encantado de conocerte. La paternidad 3

Ya que el lunes fue el dia del papi-papito, os seguimos contando la experiencia de la paternidad de su mano y el capítulo que cuenta va a partir del nacimiento de Nora. Ya estamos los tres en el mundo, bueno, los tres y el Turco.

IMG-20180109-WA0001

Empezamos….

Allí me encontraba yo, mirándolas toda la noche con cara de embobado y pensando en todas las cosas que se venían encima de repente.

Aquella noche, entre lo inexpertos y superprimerizos que éramos, cada vez que Nora lloraba, y os puedo asegurar que fueron unas cuantas veces, me sentía mal, como si ella fuese la única que lloraba y pensaba que iba a despertar a toda la planta del hospital. Mentira, en la mayoría de las habitaciones había un o una bebé que se desgañitaba llorando en sus primeras noches. (debe ser que sólo tenía ojitos para la mia, jajaja)

El día siguiente, cuando ya aterrizas, te pones a rellenar papeles, que si registro, que si pediatras, etc. en fin, un jaleo. Admiro a esas mamás que tienen que enfrentarse solas a esos trámites, que mirándolo bien, señores de los registros, desde aquí os hago una petición: menos prisas¡¡¡

WP_20170208_22_33_18_Pro_LI.jpg

Y así, entre noches durmiendo en una butaca incómoda, visitas familiares, amistades y demás, de repente, nos dicen que nos tenemos que marchar ya para casa. Felicidad máxima.

A recoger la habitación (imaginaos los peluches, ropitas, etc que se acumularon allí) y para el coche.

Y cuando estás allí, te puedes imaginar. Vuelas solo. Ya no hay enfermeras que te aconsejan, ni abuel@s que te ayudan. Vas en el coche con tus dos chicas, acojonado, mirando cada dos por tres por el espejo de atrás, con sumo cuidado para que no las pase nada.

La llegada a casa, creo que os la contamos en otro post, cuando hablamos de la presentación de Turco, nuestro perro. aquí tenéis el enlace.

WP_20170113_08_26_09_Rich_LI

Y entonces, en ese momento, llegó el empezar a conocerse. Las primeras noches con insomnio. Casi no dormía (demasiada información sobre la muerte súbita, como si pudieses hacer algo al quedarte despierto). Cada dos por tres la mirábamos, a cada suspirito nos sobresaltábamos. He de confesar que cojo el sueño rápido, que la que más lo sufrió fue mami-mamita, pero aún así, fueron noches de no pegar ojo.

Luego fui aprendiendo sus rutinas, sus llamadas, sus ritmos. Todo era casi igual pero totalmente diferente a la información que había leído. Al final, sentido común. Dejé de agobiarme por cosas como si comía correctamente o no (eso lo aprendí cada semana al ver que aumentaba de peso sin parar), como si el baño era a una hora u otra (al final, cuando podíamos), como si dormía demasiado o demasiado poco (lo importante era descansar los tres).

Aprovechando lo de dormir, os cuento que yo siempre he criticado el colecho, bueno, no critico exáctamente, pero no lo entendía. Empecé a entenderlo cuando aprendí que si queríamos descansar más o menos los tres, era mejor que Nora durmiese con nosotros. Ya que cuando mami mamita se despertaba a darle el pecho, yo también me despertaba y con Nora durmiendo al lado, pronto conseguimos dormir 4 horas del tirón entre toma y toma nocturna.

Y pasaban los días…y nos íbamos conociendo.

De aquellos días, tengo un recuerdo, exáctamente de la mañana del 25 de diciembre, justo después de la llegada de Santa. Nos despertamos al amanecer para hacer una toma y Nora se quedó conmigo, apoyada en mis piernas, dormida. A nuestro lado, mami-mamita, dormía agotada (Nora tenía 11 días) y a los pies de la cama, Turco, que había venido como todos los días a darnos los buenos días. En ese momento pensé en que nadie del mundo, aunque hubiese recibido los regalos mas caros y más bonitos, nadie podría estar más orgulloso y feliz que yo en ese momento. (la foto es de esa mañana)……

WP_20161225_10_21_52_Pro

….continuará

Gimnasio de motricidad casero

Hoy os vamos a contar cómo es nuestro “gimnasio” en el que Nora da vueltas y vueltas sin parar.

Un día llevamos a Nora a un Decathlon en el que tenían un apartado para bebés. Había todo tipo de colchonetas para estimular la motricidad. Allí se volvió loca subiendo, bajando, girando, cayendo,… y eso que solo gateaba.

Nos dimos cuenta de que le gustaba aquello de subir, bajar, escalar, trepar, y nos pusimos a darle vueltas al asunto.

Este tipo de colchonetas que se usan en las guarderías y los parques de bolas son caras y además son demasiado grandes para tenerlas en casa. Así que en una de nuestras visitas a nuestra tienda sueca favorita (Ikea) encontramos la solución.

Entre cunas, mesitas y demás, Nora se nos escabulló y se metió sola en el tunel. Entró y salió como 12 veces y nos decidimos. El kit completo, túnel, casita y colchoneta.

AF7608BF-D86E-419C-AC1F-FD34437BFAA6

WP_20180301_19_52_57_Pro_LI

El túnel nos sirvió en un principio para aprender y perfeccionar el gateo. Nora se metía por un lado y nosotros por el otro llamábamos su atención para que viniese hace nosotros. Poco a poco fue adquiriendo velocidad, equilibrio y fuerza.

Con la casita, que por cierto se acopla al túnel, Nora ha encontrado un lugar para ella solita. Se mete allí y se queda un ratito jugando sola. Otras veces, jugamos a buscarnos por las ventanitas, a entrar y salir, a meter juguetes, a esconderse de Turco…

IMG-20180224-WA0002

Lo que más nos gusta es la alfombrilla-obstáculo-asiento. Sí, es todo en uno. Os vamos a explicar los tres usos que le hemos encontrado.

Cuando es alfombrilla, juega encima, camina, o se tumba tranquilamente porque es muy blandita. Sobre ella fue como se animó caminar. La estabilidad que tenía le dió seguridad y esa seguridad fue la que hizo que se soltara a caminar sin ningún apoyo. Ahora la utiliza principalmente para echar sus juguetes encima y jugar.

Cuando es obstáculo, se puede plegar las veces que quieras. Nora pasa por encima, sube, baja, gatea por encima, etc.

Y, por último, asiento, porque le encanta sentarse encima. Se puede colocar a más o menos altura, así que ella sola se busca las mañas para utilizarlo de asiento.

Esperamos que estas tres ideas os gusten tanto y os resulten tan prácticas como a nosotros.

Zapatillas todoterreno

Hasta que Nora ha comenzado a dar sus primeros pasos, siempre ha estado descalza. Creemos que a través de los pies también se reciben miles de estímulos y no queríamos que se las perdiera. Hoy os queremos hablar de las zapatillas que está usando ahora que empieza a caminar.

big_b2f9fedc-bc72-4b4d-8bc3-a85fd46fa993

No son las más bonitas del mundo, pero para nosotros son las más cómodas.

Las compramos en decathlon porque estábamos buscando algo para los primeros pasos de Nora. Dimos mil vueltas porque nuestra pequeña tiene los pies regordetes y ninguna de las que vimos le cerraba bien. Otras tampoco le entraban directamente.

zapatillas_500_i_learn_gym_grisverde_anis_domyos_by_decathlon_8380321_1117442

Estas zapatillas tienen la suela lo suficientemente rígida como para aguantar bien el pie, pero es a la vez muy flexible. Agarran superbien y no se escurre con ellas puestas. Para atarlas, los velcros hacen bien su función y lo mejor de todo, es para ponerlas, que como se abren enteras, metemos el pie en un momento y atamos rápido. Además, son super económicas.

Por último, deciros que al llevar goma hasta la puntera, cuando estábamos entre el gateo “de competición” y los primeros pasitos, se comportaron de manera genial. 2 en 1.

Estamos tan contentos con ellas que ya hemos comprado otro par para cuando le crezca un poco más el pie. Y vosotr@s, ¿cuales son vuestras zapatillas preferidas?

Educación Waldorf

Hola a todos!!!! Hoy os queremos hablar sobre un tema que nos parece muy interesante, el “método de educación Waldorf”.

Educación Waldorf

Este método se basa principalmente en centrarse en el desarrollo individual de cada niño. A través de su metodología hace que desarrollen las capacidades y habilidades propias de cada uno. Su fundador Rudolf Steiner decía que “en la vida, más valioso que el saber es el camino que se hace para adquirirlo”. Da la misma importancia al contenido que a los procesos que se han realizado hasta llegar.

Una de las claves del método Waldorf es la atención al momento madurativo de cada alumno y darle tiempo en su desarrollo.

Os contamos todo esto porque nosotros en casa tenemos ésta frase como bandera. No presionamos, no forzamos. Todo progreso lleva su proceso y no hay nada mejor que observar como ellos mismos van dando pasos hasta conseguirlo. Si vemos que Nora tiene curiosidad por algo, dejamos que investigue. Que ella misma explore eso que ha llamado su atención. Que pruebe a utilizarlo de mil maneras diferentes. Si es algo que puede ser peligroso, para eso estamos nosotros ahí con mil ojos. Intentamos seguir estas indicaciones dentro de lo posible.

A nosotros nos gusta mucho utilizar materiales naturales que además son los que más le gustan a ella. Como por ejemplo palos, piedras, arena, hojas…

Nos hicimos con seis Nins de colores y seis aros de cada color. Son de Mamimu os dejo su Facebook y su Instagram porque tienen cosas muy muy chulas. Podréis encontrar todo lo referido al juego libre. Nora juega muchísimo con ellos. Desde que los tenemos cada día ha jugado con ellos de formas diferentes, y lo que queda… También, siguiendo ésta pedagogía, nos regalaron un hada. Ahora la usamos para contar cuentos. Creemos que más adelante interactuará más con ella.

Para terminar, os dejamos un Link y otro más en los que podréis tener mucha más y mejor información sobe la educación Waldorf. También un vídeo realizado por padres, maestros y antiguos alumnos de la escuela Marin Waldorf School (California, USA) para explicar en qué consiste la experiencia de la pedagogía Waldorf.

Y a vosotros ¿Qué os parece la pedagogía Walforf?