Gimnasio de motricidad casero

Hoy os vamos a contar cómo es nuestro “gimnasio” en el que Nora da vueltas y vueltas sin parar.

Un día llevamos a Nora a un Decathlon en el que tenían un apartado para bebés. Había todo tipo de colchonetas para estimular la motricidad. Allí se volvió loca subiendo, bajando, girando, cayendo,… y eso que solo gateaba.

Nos dimos cuenta de que le gustaba aquello de subir, bajar, escalar, trepar, y nos pusimos a darle vueltas al asunto.

Este tipo de colchonetas que se usan en las guarderías y los parques de bolas son caras y además son demasiado grandes para tenerlas en casa. Así que en una de nuestras visitas a nuestra tienda sueca favorita (Ikea) encontramos la solución.

Entre cunas, mesitas y demás, Nora se nos escabulló y se metió sola en el tunel. Entró y salió como 12 veces y nos decidimos. El kit completo, túnel, casita y colchoneta.

AF7608BF-D86E-419C-AC1F-FD34437BFAA6

WP_20180301_19_52_57_Pro_LI

El túnel nos sirvió en un principio para aprender y perfeccionar el gateo. Nora se metía por un lado y nosotros por el otro llamábamos su atención para que viniese hace nosotros. Poco a poco fue adquiriendo velocidad, equilibrio y fuerza.

Con la casita, que por cierto se acopla al túnel, Nora ha encontrado un lugar para ella solita. Se mete allí y se queda un ratito jugando sola. Otras veces, jugamos a buscarnos por las ventanitas, a entrar y salir, a meter juguetes, a esconderse de Turco…

IMG-20180224-WA0002

Lo que más nos gusta es la alfombrilla-obstáculo-asiento. Sí, es todo en uno. Os vamos a explicar los tres usos que le hemos encontrado.

Cuando es alfombrilla, juega encima, camina, o se tumba tranquilamente porque es muy blandita. Sobre ella fue como se animó caminar. La estabilidad que tenía le dió seguridad y esa seguridad fue la que hizo que se soltara a caminar sin ningún apoyo. Ahora la utiliza principalmente para echar sus juguetes encima y jugar.

Cuando es obstáculo, se puede plegar las veces que quieras. Nora pasa por encima, sube, baja, gatea por encima, etc.

Y, por último, asiento, porque le encanta sentarse encima. Se puede colocar a más o menos altura, así que ella sola se busca las mañas para utilizarlo de asiento.

Esperamos que estas tres ideas os gusten tanto y os resulten tan prácticas como a nosotros.

Anuncios

Las gallinas felices del abuelo.

WP_20180223_13_47_16_Moment

Pues eso, que las gallinas son felices. Y no, no es que papá vaya a leerles cuentos de Jorge Bucay ni a ponerles música de los Cantajuegos, es que las gallinas del abuelo viven solas en el corral, sin jaulas, sin horarios intensivos de puesta de huevos, sin prisas…. Ellas van a su aire, ahora picoteo los restos de la fruta de casa, ahora me tumbo al sol, ahora persigo a las lombrices del suelo, ahora bebo agua…

Se alimentan de trigo, maíz, cebada, hierba (cuando la hay), trozos de melón y sandía, etc…y sí, también trocitos de pan y gusanitos que le lleva Nora

Y ahora estaréis pensando, ¿porqué os contamos todo esto?, pues porque creemos en la importancia del contacto de los niños con lo animales desde el principio.

Claro que se manchan, claro que pisan cacas, claro que lo intentan coger todo y claro que hasta se ha roto algún huevo en las manos de Nora, pero, la ropa y las manos se limpian y el problema desaparece. En cambio, la experiencia y todo lo que aprenden, se lo llevan para casa y eso, pensamos que es superpositivo para ellos.

Así que ya sabéis, si tenéis cerca una granja, una hípica, un vecino del pueblo que tenga gallinas, un rebaño de ovejas, acercaos sin miedo y disfrutad viendo a vuestros pequeños interactuar con los animalillos.

Película-documental “Given”

Éstos días hemos visto la película/documental Given y nos ha gustado muchísimo. Por eso hemos pensado que estaría muy bien hablaros de ella. Creemos importante que tanto papás como futuros papás lo vean.

La película se centra en Given un niño hawaiano que acompaña a su familia en una viaje. Es una aventura alrededor de quince países. Esto le da la oportunidad de ampliar sus horizontes y descubrir el mundo. Nosotros la hemos visto en Netflix.

El papá le cuenta a Given una historia sobre un pez gigante. “Hubo un gran diluvio. Entonces el “gran pez” quiso salvar a los humanos. Para ello tuvo que beber litros y litros de agua. Esto hizo que se convirtiera en un pez gigante y se cuenta que quién llegue a pescarlo tendría el espíritu del océano en su interior”. Está historia es el hilo conductor de los viajes de esta familia. Given sueña con pescar ese pez.

Uno de los puntos por lo que nos ha gustado tanto es por su enfoque en la crianza, la educación, el respeto a los demás y al medio. No solo nos ha conquistado por eso, sino también por el valor por los animales y la naturaleza que esta familia transmite.

Nos ha hecho reflexionar sobre la sociedad actual, las prisas, cómo nos crean necesidades innecesarias, nunca mejor dicho. El bucle en el que estamos sumidos cada día en nuestra propia rutina. Nos invita a romper un poco con el rol establecido de familia y rutina familiar. Ellos tienen su propio valor sobre la familia, por encima de todo.

Nos gustó mucho la filosofía del padre. Él piensa que cada persona tiene un arte diferente y tenemos que descubrirlo, desarrollarlo y transmitirlo.

A parte del contenido, a nivel visual es increíble. Muestra unas imágenes impresionantes acompañadas de una mejor música y sonido.

Es una película documental muy, muy emocionante. No tenemos nada negativo que decir, bueno sí, que dura muy poco (en torno a una hora).

Una de las frases que más se ha quedado en nosotros es “Cuando aprendes a andar, empiezas tu propio camino”. Es importante para nosotros por el momento por el que estamos pasando. Nora está dando sus primeros pasos

Desde aquí invitamos a todos los papás, mamás y los que lo serán en el futuro verla…. Os encantará!!! Y si sois de los afortunados que ya la habéis visto, ¿Qué os ha parecido?

La bañera de mayores

Queremos contaros que llevamos dos días utilizando la “bañera de mayores”.

Desde que nació Nora estamos utilizando una bañera de la marca Chicco que nos ha funcionado muy bien, pero en el último mes hemos confirmado que a nuestra pequeña le encanta el agua y que además, es un culillo inquieto.

Como ya casi empieza a caminar, las últimas sesiones de baño se convertían en algo casi peligroso. Se ponía de pie, se asomaba para coger cosas, etc y  nosotros, como buenos padres primerizos, no disfrutábamos del baño porque estábamos con mil ojos.

Se nos ocurrió, en una visita a Ikea comprar una bañera para acoplarla dentro de la bañera de casa y la que venden allí, aparte de ser super económica, es genial para el baño de Nora. lattsam-banera-para-bebe-verde__0468438_PE611440_S4

Tiene una base antideslizante, que se fija muy bien al piso de la bañera grande. Además, el suelo donde apoya Nora, también es antideslizante, por si se quiere poner de pie. La podemos llenar mucho más que la otra sin miedo a que se derrame el agua y notamos que ella está mucho más contenta y que disfruta más. Chapotea sin miedo, ya que el agua que sale, se queda en la bañera grande y se puede poner de pie agarrándose al borde mientras mami mamita y papi papito miramos embobados.


 

 

 

El árbol de Navidad de papi-papito

Como se acerca la navidad, os contamos cómo se las ha ingeniado papi-papito para construirnos el árbol de casa. WP_20171207_15_51_12_Pro

La verdad que habría sido más fácil recurrir a uno de esos arbolitos de plástico, que dejan todo lleno de cositas verdes y que cada dos o tres años hay que cambiar porque se despeluchan.

Todo empieza con los materiales: WP_20171121_004 - copia (2)

  • Una varilla roscada, en nuestro caso, de 8´
  • Tuercas, las necesarias, en nuestro caso, 3 de la medida de la varilla.
  • Palos de madera. (utilizamos los restos de una poda del parque del barrio)
  • Taladro y brocas para madera.
  • Metro, lápiz,
  • Sierra, o serrucho, o caladora, o cualquier cosa que corte madera.
  • Avellanador (opcional)
  • Sierra para metal, por si la varilla se nos queda larga.

PASO A PASO

Hay que cortar los palos a medida, teniendo en cuenta lo alto que queremos que sea nuestro árbol. Podemos empezar con 50 ctm, y el siguiente a 45, 40, 35….así damos sensación de escalera. es importante marcar el punto medio de cada palito para luego taladrar.

Una vez que tenemos todos los palitos, hay que cortar uno para la punta del árbol, que taladraremos a lo largo, y otro más gordito para que haga de tronco y no se vea la varilla.

Cuando hemos realizado todos los taladros, colocamos una tuerca en la punta de la varilla y vamos colocando palitos, de pequeño a grande. El primero es el que hace de punta. (podemos agrandar el agujero para que no se vea la tuerca con el avellanador).  Así hasta que acabamos. Cuando hemos puesto el más largo, colocamos otra tuerca para apretar los palos y repetimos la operación del avellanador con el palo corto que hace de tronco. WP_20171207_12_28_33_Pro

Seguramente nos sobre un trozo de varilla. Genial, porque tenemos que contar, ANTES DE CORTAR LA VARILLA, con el soporte. En nuestro caso, teníamos una “rodaja” de tronco grande que nos trajimos de Andorra. Si no tenéis uno a mano, con un trozo cuadrado de tablón puede que os sirva. WP_20171207_12_28_21_Pro

Podéis ver en las fotos un taladro pequeño en el tronco que hace de punta, justo al lado de la tuerca. Sirve para colocar la estrella. WP_20171207_12_28_28_Pro

Nuestra estrella la hicimos con cuerda roja de embalar y una percha vieja. Nos encanta.WP_20171207_15_52_28_Pro.jpg

 

Si os animáis a construir uno como el nuestro, esperamos vuestras fotos¡¡¡¡¡

 

Al final todo fluye…

WP_20171108_12_39_19_Pro (2)

Nora hace poco que ha cumplido 11 meses. Vemos muy cerca su primer cumpleaños y hemos querido echar la vista atrás….

Hemos pensado en la velocidad del paso de los días y como ha cambiado nuestra consciencia sobre ello.

Parece que los papás tenemos prisa. Durante el embarazo queremos tenerlo en brazos ya. Una vez que ha nacido queremos que sonría, que crezca, que se voltee, que se siente, que gatee, que se ponga de pie…  ufff que deprisa va todo.

Por todo ello nos apetece pararnos a reflexionar sobre el momento en el que estamos.

Nuestra pequeña sabe muchas cosas. Señala los juguetes que le gustan. Se sienta. Gatea con velocidad. Se pone de pie agarrándose a cualquier cosa con una sola mano. Se mantiene de pie. Mueve el cuerpo siguiendo el ritmo de la música. Aplaude. Llama a mamá y a papá ( a su manera, pero nos llama). Lleva la correa de Turco y le pasea , (también a su manera). Coge el tenedor y se lleva la comida a la boca. Bebe sola de su jarra y de los vasos. Come de casi todo. Saca las manos para quitarse las camisetas y mete el bracito para ponerse los abrigos. Hace pedorretas. Coge libros de su estantería y los trae para que los leamos juntos. Pasa páginas. Sube escalones mientras gatea. Abre cajones. encaja algunas piezas. Da besos. Diferencia personas. Dice no con la cabeza. Imita al “lobo” cuando le dice el abuelo. “Duerme ” a su muñeco. Dice “adiós” con la mano cuando se marcha. Recuerda lugares. Sabe dónde se apaga la luz de la casa de los otros abuelos…..y alguna cosa más…

A veces, nosotros mismos nos hemos agobiado, como buenos padres primerizos, por el desarrollo del aprendizaje de Nora. No sabemos si lo estamos haciendo bien o mal, si vamos demasiado rápidos o demasiado lentos, pero eso sí, lo hacemos lo mejor que podemos y vemos a nuestra hija feliz, muy feliz.

No creemos que exista un método, ni una palabra mágica. Lo que nos ha funcionado es no forzar nada, no insistir demasiado. Cuando ha hecho o descubierto algo nuevo, si que hemos hecho una “megafiesta” reconociendo su esfuerzo y premiando su logro, pero sin prisa, siempre sin prisa.

Así que, padres primerizos, nada de agobiarse. Las cosas salen solas cuando ellos y ellas están preparados. Mientras los logros llegan, !!disfrutadlos¡¡

Los ganchos del bolso…

colgadores-bolsa-maternidad-easy-fixer-tuc-tuc.jpg

Pues el bolso que nos compramos de Jané, (este no, este otro que no sale en el catalogo)llevaba un sistema de enganche al carro con velcro bastante lioso de poner y quitar cuando plegábamos el carro o necesitábamos desengancharlo rápidamente. La solución posible que se nos ocurrió fue la de pasar la cinta del tirante por el asa del carro, pero el bolso colgaba mucho y nos molestaba en las rodillas. Además, se caía constantemente y era un engorro.

Mirando otros modelos de bolsos (tuc,tuc, y Skip Hop) vimos estos ganchos tan molones.

Servirían para el nuestro? esa era a pregunta y la respuesta es  fácil. Si.

Hicimos unas mini-asas con el velcro y directamente enchufamos los ganchos al manillar del carro. Hemos ganado en comodidad y vamos más agusto con nuestro bolso.

 

Nuestros PROS y CONTRAS de la mochila de porteo

foxenswatch

Pues como lo prometido es deuda y en el otro post dijimos que os contaríamos, pues os contamos.

Nuestra mochila es una BOBA 4G. Su textil es una edición especial y es de zorritos (como podéis ver en la imagen). Nos decidimos por ella, entre otras cosas,  porque se podía utilizar desde los 4 kilos sin aparataje extra, es decir, sin adaptadores (las Ergobaby los necesitan)y porque llevaba unos estribos, (que no hemos visto en las otras mochilas) para cuando Nora sea un poco más grade y pueda apoyar los pies.

PROS-

  • Es cómoda para Nora y para nosotros. Nos da más autonomía y nos permite hacer más cosas sin llevar el aparatoso carro.
  • Nora va agusto. Si ,agusto. Se aprieta contra el pecho de papipapito o de mamimamita y se duerme durante casi todo el paseo. Eso con el carro nunnnnca pasa.
  • No nos preocupamos por el frío o el calor. Siempre va bien. (eso lo podremos revisar en verano, jajaja)
  • Cuando va despierta, va mirando el mundo desde arriba, a nuestra altura. Eso hace que casi no llore y que interactúe más con nosotros.
  • Tiene un bolsillo con cremallera para llevar las llaves y el teléfono. Muy úlil para paseos cortos.

CONTRAS-

  • Tenemos que llevar una minimochila de apoyo con el cambiador y los pañales si vamos a dar un paseo largo.
  • A veces es difícil controlar la ropa que el porteador debe ponerse. Nora da calorcito, y a veces, tenemos el cuerpo caliente, pero los brazos frios. Se solucionaría mucho con una sudadera de porteo.
  • Si hay que ir al baño y llevamos a Nora en la mochila, hay que hacer todo el proceso de volver a colocarla y si está dormida, puede que se añada el proceso de amamantar y volver a dormir.

Y así a bote pronto, no se nos ocurren mas pros y contras de la mochila. Bueno sí, que el estampado de Zorritos nos encanta.

Como conclusión, os animamos a probar (hay tiendas que las alquilan) y si podéis permitíroslo, compradla. Eso sí, que sea ergonómica, que permita llevar a vuestros pequeños y pequeñas en la posición “Cuidame Mucho” (espalda arqueada haciendo una C y piernas haciendo una M, como una ranita) y que la disfrutéis con ellos.

Nora y Turco

Hoy os vamos a hablar de nuestro perro y algunas cosas que nos han pasado desde que llegó Nora.

Cuando decidimos tener un perro, las cosas se precipitaron un poco. Papipapito siempre estaba diciendo ¿cuando tenemos un perro?¿cuando tenemos un perro?…..y de repente, se alinearon los astros y un amigo nos ofreció un cachorro. No pudimos echarnos atrás y desde hace 2 años y medio, Turco comparte casa, caricias y pelos con nosotros.

Turco es un spaniel bretón muy nervioso cuando sale a la calle, pero totalmente tranquilo en casa. Es inteligente y juguetón. No ladra ni molesta, no es nada agresivo (más bien un poco cobardica) y sobretodo muy, muy cariñoso.

Nunca pensamos entonces lo que podría suceder a la hora de tener un hijo ni lo que conllevaría el tema perro-niño hasta que Nora comenzó a crecer en la barriga de Mamimamita.

Los primeros miedos tuvieron que ver con los celos por parte de Turco… ¿y si la muerde?. La respuesta vino rápido. Tenemos una sobrina de 4 años que se ha criado prácticamente con el perro y nunca ha habido ningún tipo de comportamiento extraño por su parte, al contrario, es todo mimos, lametazos y juego. Además, pensamos que si nuestro perro nunca ha sido agresivo, ¿porqué iba a serlo con la llegada de Nora?. (en otro post os contaremos la llegada de Nora a casa y la presentación formal Nora-Turco, Turco-Nora)

También nos preguntamos por la higiene y la limpieza. Leímos, preguntamos, y lo más importante, aplicamos sentido común. El perro lleva las vacunas al día, toma pastillas desparasitantes cada poco tiempo, tenemos contacto directo con el veterinario, intentamos tenerlo limpio, cuidamos de que nunca esté en contacto con los juguetes de Nora, etc. Con todo esto no quiere decir que la pequeña esté totalmente protegida, pero, de momento nos está funcionando.

Nora ya empieza a interactuar con el perro. Le mira, le ofrece las manos, el perro se acerca, la olfatea….cuando Nora está en su hamaca, Turco pasa a su lado, la empuja con el hocico en el culete, se tumba cerquita…la verdad es que es una gozada verlos juntos.

12362723_10153849780044390_5143527567229863857_o

Dia de Sant Jordi y lectura…

Hoy 23 de abril se celebra el día de Sant Jordi. Durante siete años vivimos en Andorra. Allí es donde comenzamos a celebrar esta tradición que no queremos perder y por eso la vamos a mantener y enseñar a Nora.

Cuenta la leyenda que un malvado dragón tenía apresada a la princesa y fue el valiente Sant Jordi quien, con su espada, derrotó al dragón. La sangre del dragón que brotó por la espada se convirtió en una bonita rosa roja. La cual fue el regalo de Sant Jordi a la princesa para demostrarle su amor.

Años más tarde, cuando se instauró este día como el día del libro se añadió el regalo de un libro.

Princesas y dragones a parte, creemos que la lectura es un valor imprescindible en la educación de un niño y un hábito que queremos inculcar a nuestra pequeña. No solamente el hecho de leer sino de disfrutar, sentir, viajar, crear, soñar… Todo lo que nos da el tener un libro entre manos (o en su defecto un iBook, las nuevas tecnologías …)

Esta mañana papi-papito nos ha despertado con estos regalos, una rosa y un libro para cada una… Muchísimas gracias! Eres un sol! Tenemos mucha suerte…

 

 

image