Las gallinas felices del abuelo.

WP_20180223_13_47_16_Moment

Pues eso, que las gallinas son felices. Y no, no es que papá vaya a leerles cuentos de Jorge Bucay ni a ponerles música de los Cantajuegos, es que las gallinas del abuelo viven solas en el corral, sin jaulas, sin horarios intensivos de puesta de huevos, sin prisas…. Ellas van a su aire, ahora picoteo los restos de la fruta de casa, ahora me tumbo al sol, ahora persigo a las lombrices del suelo, ahora bebo agua…

Se alimentan de trigo, maíz, cebada, hierba (cuando la hay), trozos de melón y sandía, etc…y sí, también trocitos de pan y gusanitos que le lleva Nora

Y ahora estaréis pensando, ¿porqué os contamos todo esto?, pues porque creemos en la importancia del contacto de los niños con lo animales desde el principio.

Claro que se manchan, claro que pisan cacas, claro que lo intentan coger todo y claro que hasta se ha roto algún huevo en las manos de Nora, pero, la ropa y las manos se limpian y el problema desaparece. En cambio, la experiencia y todo lo que aprenden, se lo llevan para casa y eso, pensamos que es superpositivo para ellos.

Así que ya sabéis, si tenéis cerca una granja, una hípica, un vecino del pueblo que tenga gallinas, un rebaño de ovejas, acercaos sin miedo y disfrutad viendo a vuestros pequeños interactuar con los animalillos.

Anuncios