Después de venir del parque (reflexiones de un papá primerizo Vol: 1)

Pues sí, acabo de llegar del parque y un frase retumba en mi cabeza y me hace fruncir el ceño y arrugar la nariz. Os preguntaréis qué frase puede desencadenar todas estas cosas, ¿a que sí?, pues la frase en cuestión no es larga, ni con palabras enrevesadas, la frase en cuestión es:

¡¡NO CORRAS!!

Es frase me ha hecho cuestionarme tantas cosas, NO CORRAS¡¡

Os pongo en contexto. Un niño de unos 2.-3 años, que llega en el triciclo al parque y después de aparcar, sale corriendo (a la velocidad supersónica que le dan sus piernecitas) hacia donde están el resto de niños jugando. Su madre, que se queda colocando el triciclo a la sombra le grita desde la distancia ese NO CORRAS que me tiene descolocado.

NO CORRAS, no te alegres de ver a tus amigos, no te manches, no grites, no te muevas, no te rías…NO CORRAS!!!IMG-20180511-WA0008

El niño se queda parado, inmóvil, y comienza a caminar con pasos cortos, lentamente hasta llegar al grupito de niños que juegan con cubos y rastrillos de plástico. Al llegar a su altura, se queda inmóvil, como esperando la señal de su madre, la aprobación, el permiso que le permita unirse al grupo.

Yo desde los columpios miraba la escena y pensaba en ese niño y en esa frase: NO CORRAS!! Vamos a ver señora, que es un parque, que es un niño, que acaba de llegar, que tiene ganas de jugar y que tiene menos de 3 años (a ojo)…usted tendrá sus motivos para decirle eso, para darle esa orden, pero me ha dejado desconcertado.

No sé si estamos criando a Nora de la mejor manera , si le estamos educando adecuadamente o si las cosas que creemos que son buenas para ella, son en realidad buenas. Cometemos errores, muchos, algunos enormes…nadie nace sabiendo, decían.IMG-20180511-WA0004

Mi reflexión y mi preocupación vienen a decirme que a veces, nos preocupamos demasiado por todo. Hacemos la vida difícil con nuestr@s pequeñ@s cuando en realidad todo es mucho más fácil. Os lo digo yo que muchas veces he sido supercuidadoso y megatiquismiquis hasta que he descubierto lo bien que se lo pasa Nora tumbada en la arena mirando las nubes llenándose el pelo de tierra y hojas, o sentada en el suelo del gallinero del abuelo dando maiz a sus amiguitas y tocando las “cositas” que salen de las gallinas.

Disfrutemos de estos momentos, que mañana ya no querrán ir al parque y pasado no querrán ir con nosotros a ninguna parte. Dejemos a los niños y a las niñas correr, saltar, gritar, alegrarse, llorar y vivir su vida como los niños que son. Disfrutemos de sus carreras, y si alguna vez se caen, simplemente, con que ellos sepan que estamos cerca para venir a nuestro regazo a consolarse si lo necesitan,  lo estaremos haciendo bien.

Y que corran mucho, que así desgastan energía¡¡¡¡

IMG-20180520-WA0018

 

 

 

Anuncios

La paternidad 5- Mamá ha empezado a trabajar.

 

PicsArt_05-17-12.18.44

Sigo contándoos mi experiencia como papá primerizo en esta serie que inicié sobre la paternidad…

Pues justo cuando íbamos pillando el truquillo a esto de la crianza, con sus horarios, rutinas, actividades, etc, mamimamita recibió una llamada de teléfono con una oferta de trabajo. Ahhhh!!!! Por una parte, nos alegramos, porque era algo que estábamos buscando, pero por otra, nos surgió el “problema-duda-idea-situación” del día a día de Nora.

PicsArt_05-24-10.50.26

Desde que nació, todas las mañanas las pasaba con mami mamita. Aunque papi papito tuviese algunos días libres y estábamos los tres, casi siempre eran ellas dos. Juntas se levantaban, juntas desayunaban, jugaban, se iban a pasear. Además, Nora seguía con la lactancia materna, así que seguían con un vínculo genial.

Decidimos que aceptase el trabajo. Estaba relacionado con lo que mami había estudiado, cerca de casa y con buenos horarios. Yo me quedaba con Nora y ya veríamos cómo evolucionaba la situación. Yo tenía mucho miedo, pero mami me dijo algo que cambió todo y me hizo ganar confianza: NADIE LE VA A CUIDAR MEJOR QUE TÚ.

El primer día fue duro. En cuanto nos quedamos solos en la cama, nada más sentir que mami no estaba, se puso a llorar, a berrinchar, a gritar desconsolada. Yo no puedo darle el pecho que es lo que mejor funciona para calmarla y los biberones no los tolera. Así que a pasear por la casa, a sacar tooodos los juguetes, a desayunar, a ver dibujos, a cantar…poco a poco fui pasando la mañana entre berrinche y berrinche (pobrecita ella, que no sabía explicar lo mucho que echaba de menos a mami)

El segundo, fue a mejor. Claro que lloró cuando mami salió de la cama, pero a los pocos minutos ya estaba durmiendo otra vez. La echaba de menos y la buscaba por la casa, pero la pobre no tenía más remedio que quedarse conmigo.

El tercero y el cuarto todo cambió. Ya casi no lloraba y ya nos habíamos adaptado a nuestro horario. Desde entonces, la situación está super controlada y los dos somos muy felices.

Yo me levanto tempranísimo y voy a pasear a Turco. Intento tomarme el café y ver un poco las noticias tranquilamente y después vuelvo a la cama y nos quedamos otro ratito los tres. Luego mami se va a trabajar y seguimos, ella dormidita y yo leyendo, o estudiando o, para qué engañaros, durmiendo porque se está tan agustito a su lado.

Nos despertamos siempre con música, poco a poco, levantamos juntos la persiana, saludamos al Turco, cambiamos el pañal, desayunamos sin prisa, casi siempre cosas nuevas, frutas, galletas, embutido. Después del desayuno, ella juega un rato mientras yo recojo o preparo la comida y después nos vamos al parque.

PicsArt_05-24-10.51.36

Nora está haciendo buenas migas con los peques de la sesión matutina del parque.

Cuando está cansada de jugar,  nos volvemos a casa, pasamos a por el pan y preparamos la comida. Dependiendo del día y de lo tarde que hayamos hecho las cosas, o comemos solitos o esperamos a mami.

Eso es lo mejor. Nos asomamos por la ventana para ver cómo aparca y gritamos para que nos escuche. MAMÁAAA!!! y tiramos besos “de los que suenan” hasta que desaparece en el portal. Ese es el momento de salir corriendo hasta la puerta para recibirla con un superbeso!!!

PicsArt_05-24-10.48.36

NOTA PARA LOS PAPÁS: No os voy a decir que todos los días son maravillosos y que no me agobio ni nada. Pues claro!!! Hay días fáciles y días que se complican. Hemos pasado una etapa de resfriado, estamos en medio de una etapa de dientes que dura ya un mes, ha llovido y no hemos podido salir, etc. Pero lo que me ha funcionado es no planificar. Si tenía pensado ir a la compra y Nora ha dormido un poco más, no pasa nada. Si estaba muy inquieta en casa y habíamos planeado salir a pasear y de repente se pone a llover, no pasa nada, jugamos en casa con otras cosas. Que no salen bien las coletas, pelo suelto. Que no tenemos ganas de desayunar, no pasa nada, comerá mejor. Que se mancha la ropa, se lava…..

Y así con todo. Aprovechad los que tengáis esta oportunidad de acompañar la crianza de vuestr@s peques, merece mucho la pena.

Gracias por leerme!

 

 

Día a día de un papi-papito novato. La paternidad 4

 

PicsArt_05-01-10.38.43

Hace tiempo escribí sobre cómo era mi día a día como papá de Nora. Ahora las cosas han cambiado desde que mami mamita empezó a trabajar. Pero aún así me apeteceía compartir con vosotros como eran nuestro día a día desde mi perspectiva.

A partir de los primeros días en casa, mi vida como papi-papito se basa en intentar hacer el máximo de tareas para que mami-mamita se ocupe más de Nora. Y eso no quiere decir que yo no pase mucho tiempo con ella, pero pienso que si hago una u otra cosa mientras ellas duermen (bueno, una duerme, la otra descansa-amamanta-arrulla-consuela-etc), luego podremos disfrutar más los dos con la pequeña.

Intento, cuando puedo, despertar con ellas. Y eso no es despertar a la misma hora, sino que me despierto antes para hacer cualquier cosa y cuando escucho que despiertan acudo a la cama. Subimos la persiana juntos, jugamos con los haces de luz que se cuelan por las cortinas. Me encanta darle su tiempo para que vaya desperezándose.

IMG-20180120-WA0020

Intento también tomar el desayuno con ella. Nos preparamos unos desayunos geniales, sin prisa. No es que no me guste desayunar los tres juntos, que me encanta, pero cuando lo hacemos los dos solos, cantamos, preparamos mil alimentos (fruta, zumo, embutido, tostadas, pasas, yogurt, etc), jugamos. Es igual que con mami-mamita, pero con nuestro vínculo super secreto

Intento leerle cuentos, bailar canciones, cantar, jugar, hacerla cosquillas…intento dormirla, cosa que puedo decir que he conseguido en !!!!!tres ocasiones¡¡¡¡¡ (Nora es de dormir enchufada a la teta, pero desde que mamá trabaja esto ha cambiado bastante)…intento elegir bien la ropa, aunque a veces vaya “disfrazada” de carnaval….

IMG-20180228-WA0017

Intento portear todo lo que puedo. De pequeña, o bien mami-mamita o yo, la porteábamos casi siempre, pero desde que ha empezado a caminar, prefiere ir andando y experimentar por ella misma. Me encantaba esa sensación de llevarla pegada a mí, mirando el mundo. Pero hemos encontrado una solución, en los paseos largos, tenemos una mochila grande de porteo para la montaña, en este post os cuento todo sobre ella, y allí la llevamos.

Intento bañarla todos los días. Mientras uno prepara la bañera otro le quita la ropa y luego nos metemos al baño los tres y Turco. Más que baño, es momento de juego y relax en familia y eso nos da para cantar, para aprender sonidos nuevos de animales, para hacer pompas, para salpicar…el pobre Turco nos mira desde una esquina con cara de que estamos un poco chalados.

IMG-20180228-WA0014

Intento enseñarle una cosa nueva cada día. Un sonido, un animal (pero de los raros, no de los comunes. Ya conoce el lobo, el tigre, la rana, la serpiente,el elefante, el gorrión, el mono y muchos más) , una canción (si, y procuro hacer coreografías, se parte de risa y luego otro día las hace ella sola, sin que nadie se lo pida, cuando escucha la canción), un color, un sabor, un olor (cuando pasamos por la frutería, siempre arranco una hoja de menta, de hierbabuena, de orégano fresco y se la ofrezco para que la huela. También hago lo mismo con las naranjas, con las especias…)

Intento enseñarle otras canciones que me gustan a mí. Me encanta verla moviendo el culillo por el pasillo cada vez que ponemos música en casa. A veces, bailamos juntos.

Pero también intento enseñarle cosas importantes…..el frío, las estrellas, la luna, los colores de la nieve o el viento….a caminar descalza por la hierba, a coger piedrecitas, a sentir las gotas de lluvia en la cara, a mirar atardeceres… Cuando paseamos un poco más tarde y ve la luna, ya la señala y le llama diciendo: ¡Na, Na!

 

IMG-20180207-WA0003

Lo que significa para nosotros tener un blog… Cumplimos un año!

Hoy queremos escribir un post muyyyyy especial porque estamos de celebración… Dentro de muy poquitos días nuestro blog cumple ¡¡¡¡1año!!!!!!

A raíz de celebrar este primer año, hemos querido hacer un repaso a cómo hemos cambiado y a cómo nos hemos sentido durante este año.

Por eso os queremos contar lo que significa escribir en este blog de paternidad y maternidad.

Para nosotros, no es únicamente volcar nuestras experiencias en un teclado y que aparezcan en la pantalla. Va mucho más allá…

fb_img_15234840510415424100453516910361.jpg

Hasta que tomamos la decisión de escribir un blog dimos muchos pasos. En nuestra maternidad/paternidad nos sentíamos con miedo, indecisos y no sabíamos si lo estábamos haciendo bien. Tenemos la mala costumbre, o buena, dependiendo de cómo se mire, de mirar tooooooodo en internet…

Muchos escritos de otros papás nos ayudaban a saber que no estábamos solos, que no éramos los únicos que se sentían así, y nos hizo sentirnos acompañados.

Tanto fue así que creíamos que esa ayuda que habíamos recibido teníamos que devolverla de alguna manera. Y ahí llegamos a la conclusión de crear nuestro propio blog de maternidad/paternidad. De esta manera podíamos ayudar a otros papás y mamás que se sintieran en nuestras mismas situaciones y también nos haríamos compañía.

Y, la verdad, es que no podemos estar más seguros de que tomamos el camino correcto.

Comenzamos hablando de un bebé de cuatro meses y nos habéis acompañado hasta hoy. Nuestra pequeña ya tiene 16 meses y nos emocionamos viendo las fotos de ese bebé, para nosotros, tan frágil que acababa de nacer.

20180412_082704 (1)

Desde este blog hemos podido crear un vínculo porque os contamos todo lo que pensamos que puede ocasionar dudas o inseguridad en la maternidad/paternidad. Os narramos cosas que creemos os pueden resultar interesantes en la crianza. Os recomendamos lo que a nosotros nos funciona. Os relatamos nuestras vivencias con Nora. Os confesamos nuestros miedos. Y, por último, os abrimos nuestro corazón con todo el cariño del mundo, porque queremos que cada día conozcáis un poco más a nuestra pequeña familia.

Temos una familia virtual que, a través del blog, de Instagram y de Facebook, cada día nos hacen recibir muestras de cariño, de unión, de que en esto de la maternidad/paternidad tomos estamos juntos. Somos una tribu en la que todos formamos parte de una forma u otra.

Cuando nos hacéis una pregunta, nos agradecéis una recomendación, nos dais las gracias, no podemos sentirnos más felices de saber que se ha cumplido el objetivo de este blog, acompañar y ser acompañados.

Miles de gracias familia de internet por acompañarnos durante este año y esperemos que durante muchos más!!!

La mochila de montaña. Pedazo de invento.


Os hablamos del invento definitivo a la hora de salir a la montaña con nuestra pequeña. La mochila portabebés!!!

WP_20180313_18_56_04_Pro_LI

A ver, para empezar, es una inversión cara, para que engañarnos. En las tiendas rondan los 100€-130€ pero las hay de segunda mano en muy buen estado por 50-70€. La nuestra la compramos en wallapop.

IMG-20180317-WA0016

Se trata de una mochila SALEWA modelo KOALA II. En el enlace tenéis todos los datos. Es parecida a una mochila de montaña habitual pero dentro va un bebé que tienen papis que les gusta caminar por las montañas.

Lleva un asiento para colocar al bebé con un arnés de hombros que le sujetan estupendamente. Tiene cinco puntos dd anclaje. Además, la mochila se cierra para colgarsela en la espalda con otro cierre, con lo que el niño o la niña van totalmente seguros. La nuestra, como mejora, lleva un lugar para que Nora coloque los pies, para no llevarlos todo el tiempo colgando.

En la parte de atrás, lleva varios bolsillos, para guardar desde el cambiador y los pañales, a los bocatas, agua, cremas, peluches, etc. Eso sí, dependiendo del aguante del porteador y del peso de la criatura, podremos guardar más o menos cosas.

Este modelo de mochila lleva también un parasol, que aparte del sol, también protege de la lluvia porque es impermeable y si fuera poca protección, lleva un impermeable aparte que sirve de cortavientos.

Nosotros hemos dado paseos cortos, máximo 1 hora y media, con Nora y nos ha ido genial. Eso sí, no hay que meterse la paliza de 4 horas sin parar. Es aconsejable hacer descansos cada hora, más o menos. Hay que recordar que sus piernecitas van colgando y se cansan.

IMG-20180317-WA0003

Os animamos a probarla si os gusta salir a pasear por las montañas. No os arrepentireis!!!

DODOT CANALES DE AIRE

Hoy os queremos hablar del detalle que nos llegó desde Madresfera y DODOT. Nos enviaron para que probásemos un paquete de los nuevos DODOT bebé-seco con canales de aire. Desde hace dos semanas los estamos usando y estamos encantados. Éstos pañales vienen con una nueva tecnología que absorbe la humedad y hace que el aire circule por el pañal. Esto hace que el culete esté más seco y durante más tiempo. No podemos estar más contentos. A Nora le está viniendo súper bien y a nosotros aún mejor.  Aguantan toda la noche fácilmente. La verdad es que la marca que usamos principalmente es DODOT. Aunque también hemos usado los pañales de Lidl, los que más nos convencen son los pañales de DODOT.

A parte de los pañales, también nos llegó una sorpresa en forma de nube. Una lamparita  de noche… A Nora le ha gustado mucho y la tenemos en nuestra cuna de colecho/mesilla por si necesitamos luz en mitad de la noche.

Y para vosotros, ¿Cuáles son o han sido vuestros pañales favoritos?  ¿Habéis usado los nuevos pañales de DODOT?

20180402_211706

 

Encantado de conocerte. La paternidad 3

Ya que el lunes fue el dia del papi-papito, os seguimos contando la experiencia de la paternidad de su mano y el capítulo que cuenta va a partir del nacimiento de Nora. Ya estamos los tres en el mundo, bueno, los tres y el Turco.

IMG-20180109-WA0001

Empezamos….

Allí me encontraba yo, mirándolas toda la noche con cara de embobado y pensando en todas las cosas que se venían encima de repente.

Aquella noche, entre lo inexpertos y superprimerizos que éramos, cada vez que Nora lloraba, y os puedo asegurar que fueron unas cuantas veces, me sentía mal, como si ella fuese la única que lloraba y pensaba que iba a despertar a toda la planta del hospital. Mentira, en la mayoría de las habitaciones había un o una bebé que se desgañitaba llorando en sus primeras noches. (debe ser que sólo tenía ojitos para la mia, jajaja)

El día siguiente, cuando ya aterrizas, te pones a rellenar papeles, que si registro, que si pediatras, etc. en fin, un jaleo. Admiro a esas mamás que tienen que enfrentarse solas a esos trámites, que mirándolo bien, señores de los registros, desde aquí os hago una petición: menos prisas¡¡¡

WP_20170208_22_33_18_Pro_LI.jpg

Y así, entre noches durmiendo en una butaca incómoda, visitas familiares, amistades y demás, de repente, nos dicen que nos tenemos que marchar ya para casa. Felicidad máxima.

A recoger la habitación (imaginaos los peluches, ropitas, etc que se acumularon allí) y para el coche.

Y cuando estás allí, te puedes imaginar. Vuelas solo. Ya no hay enfermeras que te aconsejan, ni abuel@s que te ayudan. Vas en el coche con tus dos chicas, acojonado, mirando cada dos por tres por el espejo de atrás, con sumo cuidado para que no las pase nada.

La llegada a casa, creo que os la contamos en otro post, cuando hablamos de la presentación de Turco, nuestro perro. aquí tenéis el enlace.

WP_20170113_08_26_09_Rich_LI

Y entonces, en ese momento, llegó el empezar a conocerse. Las primeras noches con insomnio. Casi no dormía (demasiada información sobre la muerte súbita, como si pudieses hacer algo al quedarte despierto). Cada dos por tres la mirábamos, a cada suspirito nos sobresaltábamos. He de confesar que cojo el sueño rápido, que la que más lo sufrió fue mami-mamita, pero aún así, fueron noches de no pegar ojo.

Luego fui aprendiendo sus rutinas, sus llamadas, sus ritmos. Todo era casi igual pero totalmente diferente a la información que había leído. Al final, sentido común. Dejé de agobiarme por cosas como si comía correctamente o no (eso lo aprendí cada semana al ver que aumentaba de peso sin parar), como si el baño era a una hora u otra (al final, cuando podíamos), como si dormía demasiado o demasiado poco (lo importante era descansar los tres).

Aprovechando lo de dormir, os cuento que yo siempre he criticado el colecho, bueno, no critico exáctamente, pero no lo entendía. Empecé a entenderlo cuando aprendí que si queríamos descansar más o menos los tres, era mejor que Nora durmiese con nosotros. Ya que cuando mami mamita se despertaba a darle el pecho, yo también me despertaba y con Nora durmiendo al lado, pronto conseguimos dormir 4 horas del tirón entre toma y toma nocturna.

Y pasaban los días…y nos íbamos conociendo.

De aquellos días, tengo un recuerdo, exáctamente de la mañana del 25 de diciembre, justo después de la llegada de Santa. Nos despertamos al amanecer para hacer una toma y Nora se quedó conmigo, apoyada en mis piernas, dormida. A nuestro lado, mami-mamita, dormía agotada (Nora tenía 11 días) y a los pies de la cama, Turco, que había venido como todos los días a darnos los buenos días. En ese momento pensé en que nadie del mundo, aunque hubiese recibido los regalos mas caros y más bonitos, nadie podría estar más orgulloso y feliz que yo en ese momento. (la foto es de esa mañana)……

WP_20161225_10_21_52_Pro

….continuará

Zapatillas todoterreno

Hasta que Nora ha comenzado a dar sus primeros pasos, siempre ha estado descalza. Creemos que a través de los pies también se reciben miles de estímulos y no queríamos que se las perdiera. Hoy os queremos hablar de las zapatillas que está usando ahora que empieza a caminar.

big_b2f9fedc-bc72-4b4d-8bc3-a85fd46fa993

No son las más bonitas del mundo, pero para nosotros son las más cómodas.

Las compramos en decathlon porque estábamos buscando algo para los primeros pasos de Nora. Dimos mil vueltas porque nuestra pequeña tiene los pies regordetes y ninguna de las que vimos le cerraba bien. Otras tampoco le entraban directamente.

zapatillas_500_i_learn_gym_grisverde_anis_domyos_by_decathlon_8380321_1117442

Estas zapatillas tienen la suela lo suficientemente rígida como para aguantar bien el pie, pero es a la vez muy flexible. Agarran superbien y no se escurre con ellas puestas. Para atarlas, los velcros hacen bien su función y lo mejor de todo, es para ponerlas, que como se abren enteras, metemos el pie en un momento y atamos rápido. Además, son super económicas.

Por último, deciros que al llevar goma hasta la puntera, cuando estábamos entre el gateo “de competición” y los primeros pasitos, se comportaron de manera genial. 2 en 1.

Estamos tan contentos con ellas que ya hemos comprado otro par para cuando le crezca un poco más el pie. Y vosotr@s, ¿cuales son vuestras zapatillas preferidas?

Día “D”, hora “H”, minuto “M”… el parto desde la mirada de papá (la paternidad II)

Hola otra vez. Hoy os quiero contar cómo viví el nacimiento de Nora.

WP_20161214_19_42_15_Pro (2)

El 14 de diciembre de 2016 estábamos tan tranquilos durmiendo, cuando de repente mami-mamita se despierta y me dice que tiene que ir a hacer pipí. Vale, genial, haz pis y vente otra vez a la cama, que es Diciembre y es muy temprano y aquí se está tannnn calentito…pues no, Nora decidió no dejarnos dormir aquel día.

Mami mamita me llamó desde el baño y ya no sé ni lo que me dijo, pero debió de ser algo así como -“ya viene, vámonos al hospital”- se había roto la bolsa. Y no, no era como en las peliculas. No parecía que se iba a desatar un tsunami, ni mucho menos!

En esos momentos me costó reaccionar, he de admitirlo. La bolsa¡¡ Vale, ok, la bolsa la tenemos… Los papeles del embarazo¡¡¡, Vale, ok, en la bolsa…el desayuno¡¡¡no, hoy no toca..así que mami se dio una ducha mientras yo terminaba de atender al perro (ese día dimos el paseo más rápido del mundo, bajar, hacer pipi en la farola de enfrente y para arriba) y nos fuimos al hospital.

Me voy a tomar un tiempo para contaros la odisea del aparcamiento.

El hospital de Guadalajara deja bastante que desear a la hora de aparcar. No hay un sólo hueco a partir de las 7 de la mañana y es casi imposible aparcar a la primera. Dejé a mami-mamita en la puerta de urgencias y me fui a aparcar. Ví cómo un señor llevaba las llaves en la mano y directamente le pregunté (muy educado yo y apenas nervioso, como os podéis imaginar)-“diculpe, ¿se marcha?”-, -“sí claro, pero tengo el coche en el parking de arriba y está lejos”- , -“MI MUJER ESTÁ DE PARTO, SUBA Y LE LLEVO HASTA SU COCHE¡¡¡”- y el hombre se subió y me dejó el hueco. Desde aquí, decirle que estoy y estaré super agradecido.

Al llegar de nuevo a Urgencias, ya la habían subido a monitores. De camino, me encontré con el cuentacuentos Pep Bruno (que es maravilloso y buena gente) y quizá por el valor que da la paternidad o por los nervios, me fuí hacia él y le dije: -“hola Pep, tu no me conoces pero yo a tí si. Mi mujer está de parto, se llama Aroa y nada, que eres la única persona que conozco aquí, que estoy muy feliz y que me hacía ilusión que lo supieses”- He de decir que ese mismo día, en un mensaje privado de facebook, el propio Pep se preocupó de dar la enhorabuena a mami-mamita. Que cosas¡¡¡

Ya una vez en monitores, comenzó todo. La alegría, los nervios, el no saber qué hacer, la emoción, la intriga, el dolor de barriga (literal, un come-come en el estómago que me duró todo el día). De monitores, al paritorio y a esperar. Allí un montón de pruebas, de pitidos, de consultas..

Aprovechando que me indicaron que debía salir fuera para poner la epidural, aproveché a llamar a la familia. A mi padre, a mis suegros y a mi prima. Nadie más. CONSEJO para papás novatos. Si les decís que no vengan, no servirá de nada, así que mejor decirles que vengan, que ya les irás informando.

En el paritorio, la larga espera, pues regulera, no os voy a mentir. Menos mal que nuestra matrona, muy amable, me dijo -“anda, vete a comer y coge fuerzas que luego no vas a poder salir”- debe ser que a todos nos pasa.

WP_20161214_13_12_16_Pro

Entró la matrona para decirnos a la hora que ella pensaba que llegaría Nora. Y a partir de ahí todo pasó muy deprisa, aunque estuvimos así 4 horas. Empezamos a empujar, y digo empezamos porque creo que fue importante asistir a las clases de preparación al parto. Aunque yo pensaba que había sido un buen alumno y lo tenía todo claro, ¡mentira!, en esos momentos hubiera deseado tener apuntes, incluso haber hecho chuletas. Hice lo que pude, intenté motivarla cuando estaba agotada de empujar, acompañé sus pujos, agarré sus manos para que hiciese más fuerza, ayudé a colocarse para estar más cómoda…lo que pude. Mientras, por las ventanas de cristal translúcido, podría ver las cabezas de la familia intentando escudriñar algo y eso me hacía mucha gracia, con sus manitas pegadas al otro lado del cristal.

Aprovecho por primera vez para contar que realmente estaba nervioso, muy nervioso. Me costaba mantener la calma, pero algo me decía que si mami me lo notaba, iba a ser peor. Creo que a los otros papi papitos de los box de al lado, les pasaba lo mismo. Nos mirábamos con sonrisillas cómplices cada vez que salíamos a la zona central. Mientras tanto, los demás bebés que nacerían aquel día, venían al mundo y se escuchaban los llantos y los suspiros de alegría.

Llegó la hora. Nos pasaron a la camilla de parto. -“El padre detrás, con la madre”-, -“venga, empuja”-, -“otra vez, fuerte”-, y allí un montón de personal sanitario. Yo me asomaba de vez en cuando y miraba una cabecita llena de pelo, y me volvía rápido con mami para contarle. Para que se riese le decía -“una mona¡¡, vamos a tener una monita llena de pelo¡¡”-pero tenía mucho dolor y pocas ganas de reir.

Nora no nacía. La matrona se subió encima de mami después de explorarla y después de un empujón bestial y un pequeño corte, salió, nació, llegó…..

Yo la ví en manos de las enfermeras, una cosita pequeña, sanguinolienta, que se llevaron rápido para limpiar. Suspiré y me acerqué a la matrona. Sólo pude mirarle a la cara y darle las gracias.

Entonces empezaron a coser a mami, que se había hecho mucho daño en el parto. Me quedé con ella. Sabía que Nora iba a estar en la incubadora un ratito para que entrase en calor y allí iba a estar bien. Así que me quedé con mami hasta que acabaron.

Cuando nos llevaron otra vez al box, salí a las incubadoras y me dejaron entrar. LLoré, si, no quiero ocultarlo. Nora estaba bien y ya estaba toda la familia en los cristales de la sala de neonatos (haciendo lo mismo de las cabezas y las manitas, muy graciosos).

Me volví con mami a contarle que era muy pequeña, que le habían puesto un gorrito, “que no, que no era una monita, que era una niña preciosa”….nos besamos, nos cogimos de la mano y creo que nos pusimos a llorar.

WP_20161214_20_58_54_Pro

Al rato nos subieron a la habitación y ya pasó por allí toda la familia, los abuelos, los tíos, la bisabuela…faltaba el perro. Alegría, fotos, bombones, jamón (CONSEJO para papis novatos, preparad jamón para ese momento, siempre funciona), llamadas a los amigos, etc…

Un rato más tarde se fueron y nos dejaron a los tres solos y entonces, empezó la magia otra vez, ellas dos dormidas en la cama y yo en una butaca, a su lado, cerquita…aquella noche dormí poco, porque no podía parar de mirarlas….

BLACK_11_01_2017 23_06_50

CONTINUARÁ….