Después de venir del parque (reflexiones de un papá primerizo Vol: 1)

Pues sí, acabo de llegar del parque y un frase retumba en mi cabeza y me hace fruncir el ceño y arrugar la nariz. Os preguntaréis qué frase puede desencadenar todas estas cosas, ¿a que sí?, pues la frase en cuestión no es larga, ni con palabras enrevesadas, la frase en cuestión es:

¡¡NO CORRAS!!

Es frase me ha hecho cuestionarme tantas cosas, NO CORRAS¡¡

Os pongo en contexto. Un niño de unos 2.-3 años, que llega en el triciclo al parque y después de aparcar, sale corriendo (a la velocidad supersónica que le dan sus piernecitas) hacia donde están el resto de niños jugando. Su madre, que se queda colocando el triciclo a la sombra le grita desde la distancia ese NO CORRAS que me tiene descolocado.

NO CORRAS, no te alegres de ver a tus amigos, no te manches, no grites, no te muevas, no te rías…NO CORRAS!!!IMG-20180511-WA0008

El niño se queda parado, inmóvil, y comienza a caminar con pasos cortos, lentamente hasta llegar al grupito de niños que juegan con cubos y rastrillos de plástico. Al llegar a su altura, se queda inmóvil, como esperando la señal de su madre, la aprobación, el permiso que le permita unirse al grupo.

Yo desde los columpios miraba la escena y pensaba en ese niño y en esa frase: NO CORRAS!! Vamos a ver señora, que es un parque, que es un niño, que acaba de llegar, que tiene ganas de jugar y que tiene menos de 3 años (a ojo)…usted tendrá sus motivos para decirle eso, para darle esa orden, pero me ha dejado desconcertado.

No sé si estamos criando a Nora de la mejor manera , si le estamos educando adecuadamente o si las cosas que creemos que son buenas para ella, son en realidad buenas. Cometemos errores, muchos, algunos enormes…nadie nace sabiendo, decían.IMG-20180511-WA0004

Mi reflexión y mi preocupación vienen a decirme que a veces, nos preocupamos demasiado por todo. Hacemos la vida difícil con nuestr@s pequeñ@s cuando en realidad todo es mucho más fácil. Os lo digo yo que muchas veces he sido supercuidadoso y megatiquismiquis hasta que he descubierto lo bien que se lo pasa Nora tumbada en la arena mirando las nubes llenándose el pelo de tierra y hojas, o sentada en el suelo del gallinero del abuelo dando maiz a sus amiguitas y tocando las “cositas” que salen de las gallinas.

Disfrutemos de estos momentos, que mañana ya no querrán ir al parque y pasado no querrán ir con nosotros a ninguna parte. Dejemos a los niños y a las niñas correr, saltar, gritar, alegrarse, llorar y vivir su vida como los niños que son. Disfrutemos de sus carreras, y si alguna vez se caen, simplemente, con que ellos sepan que estamos cerca para venir a nuestro regazo a consolarse si lo necesitan,  lo estaremos haciendo bien.

Y que corran mucho, que así desgastan energía¡¡¡¡

IMG-20180520-WA0018

 

 

 

Anuncios